fbpx

Por qué escapan los perros: Motivos y posibles remedios

Para comprender por qué se escapa nuestro perro primero hay que intentar entenderle.

No te preocupes si piensas que solo tú tienes un Houdini peludo y de cuatro patas. Lamentablemente ellos no piensan como nosotros y lo hacen porque no saben que se exponen al peligro. Por eso a continuación te decimos por qué escapan los perros y cuáles son las posibles soluciones que tiene este problema. 

Los perros que escapan se exponen a muchos riesgos. Pueden ser atropellados, salir heridos en una pelea, incluso pueden llegar a comer cualquier cosa que resulte tóxica y el desenlace sea fatal. 

Existen más peligros y podríamos enumerarlos todos. Sin embargo, muchos dueños de mascotas no los toman en serio.

Quizás se dan por vencidos y no se preocupan cuando el perro huye de casa, porque se acostumbran a que vuelva en poco tiempo. Si este es tu caso, cometes un error fatal; pues que no le haya pasado nada hasta ahora, no significa que no pueda pasarle. 

El bienestar del perro es tu responsabilidad, cualquier daño a su integridad incluso si le sucede por huir de casa, solo tiene un culpable: tú.

¿Por qué mi perro se escapa?

No hay una sola razón para justificarlo, sino muchas.

En primer lugar, cada vez que abres la puerta o lo sacas al jardín, nacen en él unas incontrolables y locas ganas de explorar. Su espíritu aventurero sale a flote y como desconocen los peligros del exterior, simplemente le dan rienda suelta a todo aquello. 

Además de aterrador, cada episodio de escape también es triste, pues por nuestra cabeza pasan miles de interrogantes como: ¿mi perro se escapa de casa porque no se siente bien conmigo?

Bueno… 

La realidad es que incluso un perro con todas sus necesidades cubiertas puede sentir curiosidad por conocer el mundo que lo rodea.

Para aliviar tu pena un poco, a continuación te damos una lista de posibles razones. 

Tu perro se escapa porque se siente solo.

“Mi perro se escapa cuando me voy” es una de las afirmaciones más comunes con respecto a este tema y está de más decir que lo hace porque se siente solo y aburrido. 

Tu mascota necesita tiempo para interactuar contigo o con otros perros. Dejarlo todo el día solo, es arrebatarle cualquier oportunidad de ello. Por eso, tiene la necesidad de buscar compañeros de juego o de visitar lugares que le permitan interactuar y hacer cosas divertidas. 

Especialmente cuando son cachorros o adultos jóvenes, hay dentro de ellos una acumulación de energía extraordinaria y la frustración, es el único sentimiento que la sustituye cuando no es liberada. 

Un perro se escapa cuando tiene un impulso sexual.

Pese a que se cree que esta es la razón número uno de los perros escapistas para huir, en realidad no todo el tiempo lo es. 

A partir de los 6 meses la mayoría de las razas desarrolla su instinto sexual. Lo que hace que aparezca un fuerte impulso de buscar hembras para aparearse. Cuando esto sucede es bastante difícil evitar que lo hagan. 

Pero no solo los perros machos lo hacen. Las hembras en celo también son muy propensas a escaparse ya que es una llamada de la naturaleza el hecho de reproducirse.

Los perros siguen su instinto de caza y escapan detrás de la presa.

Esto no tiene nada que ver con respecto a sentirse solo o tener ganas de explorar.

Simplemente sucede que pasó un conejo o ardilla y su instinto de caza se activa inmediatamente. 

No pienses que está hambriento o que no lo estás alimentando lo suficiente, es algo mucho más complejo.

Cazar una presa no es cuestión de alimentación solamente, esto es un hábito heredado de sus antepasados, que estimula sus emociones y le da una especie de felicidad que ni siquiera puedes imaginar. 

Algunos perros cuando se asustan tienden a correr y se escapan..

Los perros asustadizos son carne de cañón para los sustos. Pero no sólo los perros miedosos tienden a correr con un buen susto, muchos perros reaccionan de esta manera huyendo de otras situaciones estresantes.

Por ejemplo, si la casa está cerca de construcciones, campos de tiro o en el lugar continuamente se escuchan relámpagos y petardos…

Perro miedoso escapista escapando asustado

Consejos para cuidar perros miedosos – escapistas

Tu trabajo como papá perruno o mamá perruna responsable es lograr que la mascota te identifique como el líder de su manada. De este modo, respetará las órdenes que le des y cuando salga disparado como un proyectil para huir, retornará al escuchar tu llamado. 

El proceso educativo es absolutamente necesario, ya que la formación adecuada determina el comportamiento del perro en situaciones de absoluta libertad. 

A continuación te recomendamos algunas tareas específicas que puedes poner en práctica para solucionar las huidas de los perros escapistas

Estimula los sentidos de tu perro.

No es suficiente que él te vea a su lado. Los perros son exploradores muy curiosos, por eso siempre buscan nuevas experiencias.

Por eso, para que estos no sean factores que lo empujen a huir debes estimular sus sentidos con olores diferentes, texturas, ruidos y ejercicios. 

Puedes comprar juguetes especiales o puedes llevarlo de paseo para que puedan experimentar un poco de libertad controlada. 

Convierte el tiempo a solas de tu amigo perruno en algo divertido.

Inevitablemente algunas veces tendrá que quedarse solo en casa, pero esto no tiene que ser angustiante para él. Consigue juguetes con los que se pueda entretener mientras no estás y deja suficiente comida y agua para que esté satisfecho. Hay muchas cosas interesantes en el mercado.

Si es posible, puedes conseguirle un compañero de aventuras para que le haga compañía recuerda que dos son mejor que uno. 

Identificar los miedos de tu perro

Las huidas de perros miedosos – escapistas, son fácil de controlar, siempre y cuando se identifique lo que le atemoriza. 

Es necesario vigilar su comportamiento y reacciones a diferentes estímulos. Si es un problema de ansiedad posiblemente lo mejor sea buscar ayuda de un profesional para administrarle medicamentos que lo controlen. 

Si sospechas que los estímulos de miedo se encuentran en el jardín, mantenlo adentro contigo. Cuando son los truenos los que le asustan, podrías tenerlo en la habitación con el televisor o radio a mucho volumen. 

En esos momentos, él se esconderá en un lugar para sentirse seguro y establecerá un patrón de huida hacia allí siempre. Tu trabajo es que ese lugar sea siempre cómodo y de fácil acceso, ya sea que esté en el jardín o debajo de la cama. 

Castración y esterilización canina

Este suele ser uno de los principales métodos que emplean los dueños para controlar a sus mascotas escapistas.

Sin embargo, si es un perro que ya estableció un patrón de huida, lo más probable es que lo haga incluso después de la castración.

En cuanto a las hembras escapistas cuando están en celo, casi siempre regresan a casa embarazadas.

La esterilización en definitiva es la alternativa más viable para evitar que sean multíparas. 

Controlar las vías de escape

Ya sea que tu perro miedoso-escapista trepe, salte o excave para huir de casa, debes controlar cualquier vía que le sirva para su propósito. 

A las cercas es una buena idea colocar una extensión que les brinde más altura y en lo posible que le brinde un ángulo de inclinación hacia adentro de 45°. Es primordial también asegurarse de que no existan estructuras cercanas que puedan servir como trampolín para saltar o trepar. 

En cuanto a los excavadores, puedes frustrar sus planes colocando una tela metálica en la base de la cerca, piedras grandes o una malla de gallinero. 

Conclusiones sobre los perros escapistas:

Ten en cuenta que la corrección de la mascota únicamente debe ser puesta en marcha en el momento preciso que está escapando o de lo contrario no establecerá una asociación entre escaparse y el castigo impuesto. 

En definitiva, algo que también ayuda es no darles motivos para huir de casa. 

Deja un comentario